sábado, 31 de octubre de 2020

GAVIOTA PICOFINA (Chroicocephalus genei)

     Después de dos entradas "denuncia", está vez voy a hacer un hueco para hablar de observaciones, que es lo que nos gusta. Aunque va con una semana de retraso, dimos prioridad al asunto de la contaminación lumínica, que requería de una actuación urgente.

   El domingo 25 de octubre, Iván Silva y Miguel Ángel Guirado localizaron en la Playa del Trampolín una bonita y poco común en nuestras costas Gaviota picofina, ya que es tan solo la tercera vez que se ha visto en nuestra ciudad y la primera que se ha podido fotografiar. Afortunadamente, el ejemplar estaba anillado, por lo que también hemos podido conocer su lugar de procedencia.



   UR9 fue anillado como pollo aún incapaz de volar el 26 de junio de 2019 en Pinet, Alicante, a 496 km en línea recta del lugar de observación. No tiene otras citas hasta la fecha.



   En la siguiente foto podemos comparar a esta especie con otras, entre ellas la Gaviota reidora, que es la que más se le parece. La Gaviota picofina es la de la parte inferior izquierda.

Gaviotas picofina y reidora, Charrán patinegro y vuelvepiedras

   Otra de las especies que fue observada fue esta Gaviota de Audouin, en este caso anillada solo con metálica. Aunque no es habitual verlas por aquí en estas fechas, entra dentro de lo normal que algunos ejemplares pasen el invierno en el entorno del Estrecho de Gibraltar.

Gaviota de audouin

   También recibimos la buena noticia de que N:8NC sigue viva, recordemos que en la anterior entrada,( Así no, señores pescadores) comentamos que esta gaviota fue liberada el 3 de octubre sin poder extraer de su aparato digestivo el anzuelo que se había tragado. De momento, ha sobrevivido con él dentro tres semanas, ¡esperemos que pueda salir adelante!


N:8NC

   Además de estas observaciones, el fin de semana del 24/25 de octubre fue muy bueno en la observación de Charranes bengalíes (Thalasseus bengalensis) en su migración postnupcial. Varios miembros de la Sociedad de Estudios Ornitológicos de Ceuta pudimos observar y, en algunos casos, fotografiar más de 30 ejemplares de esta especie. A continuación algunos ejemplos.









   Fin de semana completísimo con observaciones de todo tipo, tanto en aves marinas como en otras especies terrestres de las que algún día tendremos que hablar aquí también. Una buena forma de disfrutar de estos difíciles días de segunda ola de la pandemia. ¡Que mejor que estar al aire libre y con espacio suficiente para guardar la distancia de seguridad! 













martes, 27 de octubre de 2020

LAS LUCES DEL INFIERNO

   Un año más llega el fenómeno de la migración postnupcial de la Pardela cenicienta, un maravilloso espectáculo que sucede a pocos metros de las costas de nuestra ciudad. Tan cerca pasan estas aves que su rumbo se ve afectado por el alumbrado del casco urbano, situación que se ha visto agravada en los últimos años debido a la desproporcionada iluminación que tienen las playas de nuestra Bahía Sur.   

    Pues bien, aún no ha terminado el mes de octubre y estas luces ya se han cobrado su primera víctima.


   La culpa de estos deslumbramientos son estos potentes focos que desorientan totalmente a las aves, y que al encontrarse colocados en el muro estas se estrellan contra la pared con fatales consecuencias.

   

     Y todo esto para mantener iluminada la playa como si fuera de día. Desconocemos el motivo, pero este año con el confinamiento y el toque de queda todavía tiene menos sentido.

Playa de la Ribera

Este es el punto más crítico.

La Playa del Chorrillo tampoco se queda atrás...


   Los efectos de la contaminación lumínica en las jóvenes Pardelas cenicientas es un fenómeno bien conocido, y todos los años SEO BirLife lanza campañas informativas para concienciar a la población, invitándoles a apagar las luces de las viviendas costeras y dando consejos de cómo actuar si se encuentran con una de estas aves.




   En otras comunidades autónomas, las diversas administraciones lanzan campañas para implicar a la población en el rescate de estas aves, tomando medidas para evitar en lo posible los accidentes. En Ceuta no ocurre así. En esta ciudad cuyo gobierno vive de espaldas al Medio Ambiente, cualquier actividad de conservación es un gasto superfluo en vez de una inversión en futuro y sostenibilidad. Cualquier propuesta ciudadana es más interesante que las que hacemos los "locos" conservacionistas que solo hacemos "protestar". Claro, nuestras propuestas no son ni rentables ni cortoplacistas, y sus resultados sólo pueden hacer un mundo mejor ¡Pero en un futuro! Por lo tanto no se puede traducir en éxitos que presentar para la siguiente reelección.

   Un ejemplo de estas campañas extraído de la web de Turismo de Tenerife webtenerife.com 




   Como sabemos que no podemos esperar mucho de nuestras administraciones, desde la Sociedad de Estudios Ornitológicos de Ceuta queremos haceros llegar unos pequeños consejos para que sepáis como actuar si os encontráis con una de estas aves.

    1.- La Pardela cenicienta es un ave pelágica, acostumbrada a vivir en el mar. En tierra es torpe, apenas puede moverse y no consigue alzar el vuelo desde el suelo. Si se pierde en la ciudad intentará buscar un rincón oscuro para refugiarse, muchas veces debajo de los coches.






    2.- Si ves alguna no te separes de ella, en ese momento están desprotegida y puede ser atacada por gatos y ratas o ser víctima de un atropello. Llama al 112, y a su vez da la alarma en redes sociales para que la noticia pueda llegarnos a nosotros, estaremos pendientes de aconsejarte para que todo vaya bien.





   3.- Si te atreves, utiliza una prenda de ropa o una toalla y échasela por encima para tranquilizarla. Busca una caja o un transportín e introduce en ella a la Pardela, una vez allí se sentirá segura y estará lista para aguantar el tiempo necesario hasta que podamos acudir a su rescate. 





   En cuanto la pardela llegue a nuestras manos será revisada y, si se encuentra en buenas condiciones, será anillada y puesta en libertad, para que pueda seguir con su gran viaje.




       No queremos terminar esta entrada sin volver a solicitar a la Consejería de Medio Ambiente de Ceuta que ordene a quien tenga la competencia el apagado de las luces de las playas de la Bahía Sur durante el período que dura la migración de la Pardela cenicienta, petición que ya presentamos por el canal reglamentario y que no ha sido atendida. Una medida sencilla y que no tiene coste económico, que es la escusa más común en los políticos a la hora de no atender nuestras propuestas.
       
     Desde la Sociedad de Estudios Ornitológicos os invitamos a todos los amantes de las aves a difundir este mensaje y seguir luchando por que se apaguen ¡Las luces del Infierno!



  

domingo, 4 de octubre de 2020

ASÍ NO, SEÑORES PESCADORES


  Cuatro meses después vuelvo a escribir en el blog y, por desgracia, lo hago para denunciar un caso con el que nos encontramos mucho más a menudo de lo que sería razonable: gaviotas atrapadas y mutiladas por artes de pesca.

   Si normalmente Ceuta es una ciudad con gran afición a la pesca, parece que la pandemia ha desatado  una pasión desmedida e incontrolada por este deporte que ha invadido todo el espacio costero ceutí. El problema no llegaría a más si no fuera por la actitud incívica de muchos de estos "deportistas" que inundan de basura y restos de aparejos nuestro litoral. Esta enorme presión tiene sus efectos ya comprobados en la ZEPA de los acantilados del Monte Hacho, de los que hablaré en otro momento, a los que se suma el continuo rosario de aves atrapadas en sedales, anzuelos y señuelos, que terminan muriendo de la forma más agónica que se pueda imaginar.

   Esto es lo que le podría haber pasado al ejemplar que Javier rescató el sábado 3 de octubre y que se encontraba en esta lamentable y dolorosa situación.


   

   Os voy a contar como sucedió todo. Estábamos haciendo la jornada de observación de aves marinas de octubre (proyecto RAM), cuando nos dimos cuenta de que una gaviota hacía movimientos extraños en la playa y no podía volar. Pronto pudimos comprobar que estaba atrapada por algún aparejo y decidimos que alguien fuese a por ella.

   Fue Javier el que decidió ir a por ella y, cuando llegó a la playa, el instinto de supervivencia de esta gaviota le hizo escapar hacia el mar. A pesar de que la mañana estaba fresca (no llegabamos a 20º), Javier no lo dudó, se quito la ropa y se lanzó al mar en su búsqueda.







  Cuando regresó a la Estación Ornitológica donde seguíamos haciendo el censo, nos dimos cuenta de la lamentable situación en la que se encontraba nuestra amiga. Mientras dos anzuelos le atravesaban el pico, otro se le había clavado en el ala. 




  Cuando vimos la gravedad del problema y que sin las herramientas adecuadas era imposible de liberar a la gaviota, llegó el turno de Miguel Angel, que se la llevó a su clínica para poder intervenirla. La operación fue complicada y tuvo que cortar los anzuelos con un alicate para evitar daños mayores. A continuación, os pongo fotos del trabajo realizado por Miguel Angel.




Aquí el pico atravesado por dos anzuelos.

Desde otro punto de vista

El ala también atravesada

El resultado después de la operación.

   Cuando terminó Miguel Ángel volvió a la Estación Ornitológica para enseñarnos ya a la gaviota libre de sus "grilletes", aunque todavía anestesiada.




   Por suerte, estas aves son muy resistentes y luchadoras, y 24 horas después ha podido ser liberada con éxito, portando la anilla de PVC N:89R. ¡Suerte en tu segunda vida! 




   Por desgracia, esta historia se repite con demasiada frecuencia. Sin ir más lejos, esta semana Andrés observaba a N:8NC enrollada en un sedal. Esta gaviota ya fue recogida en mal estado y devuelta a las playas tras su recuperación el 19 de julio de 2020, parece que este tampoco está siendo un buen año para ella.

Así estaba N:8NC cuando la encontró Andrés.

   A pesar de tener las patas enrolladas en el sedal y haberse tragado un anzuelo, no fue fácil cogerla, y Andrés tuvo que esforzarse bastante para atraparla. Una vez recogida, visita a nuestro veterinario de cabecera para su recuperación.







   A pesar de los esfuerzos de Miguel Angel, fue imposible extraer el anzuelo de su cuerpo, ya que debe haberse enganchado dentro del aparato digestivo. Aún así, después de un par de días de observación y de comprobar que comía con normalidad, el 3 de octubre se decidió ponerla de nuevo en libertad y esperar que consiga digerir el anzuelo por sí sola. ¡Suerte para tú tercera vida!

   También el mismo día se liberó esta bonita Collalba gris, que había quedado atontada tras colisionar con el cristal de una cafetería. Afortunadamente fue recogida por personas que contactaron con Andrea y se la hicieron llegar a Miguel Angel, que tras 24 horas en observación decidió que estaba preparada para su liberación.


El día de la recogida

Durante su anillamiento


¡A volar!

  Ajetreado ha resultado este fin de semana en el que se celebra el Día de la Aves. Como todo el año, las malas noticias se suceden, aunque en esta ocasión las historias han tenido final feliz. Esperemos que pase la pandemia y todo acabe como acabaron estas tres aves, de vuelta a la vida después del sufrimiento y su recuperación. ¡Un mensaje de esperanza para este final de 2020!

   No me quiero despedir sin lanzar este mensaje de reproche a los pescadores incívicos que ensucian nuestro litoral con sus basuras y dejan abandonados sus aparejos de pesca, ¡ASÍ NO, SEÑORES PESCADORES!










martes, 26 de mayo de 2020

CORMORÁN MOÑUDO EN CEUTA

   Después de una fugaz observación el sábado 23 de mayo de un ejemplar frente a la Playa del Desnarigado, al que pudimos ver durante un recorrido en barco, al dia siguiente Miguel Ángel pudo documentar fotográficamente la presencia de esta especie en Ceuta. Se tratarían de la tercera y cuarta cita para la Ciudad de esta especie, pero hasta esta última no se disponía de fotos que verificaran categóricamente la observación.








  Esperemos que esta especie se sume a la riqueza Ornitológica de nuestro entorno, y se podamos disfrutar de su presencia más asiduamente.