domingo, 12 de junio de 2016

LAS COSAS DE LA TECNOLOGÍA

  Esto de la tecnología es una trampa. Mientras yo estoy pasando unos días de descanso cargando pilas para el verano, en el que tendré que trabajar, mis compañeros sudan la gota gorda visitando dos nuevos lugares en los que hasta ahora no habíamos anillado. Aquí me tenéis desayunando tranquilamente.



  Sin embargo, con el WiFi, la tablet y  los smartphones, tenía noticias casi en tiempo real de lo que ellos estaban haciendo, y no pude resistir  la tentación de pedirles unas fotos para hacer una entrada en el blog. 

   Para acceder al primer lugar fue necesario transportar una larga y pesada escalera.

Andrés y Miguel Ángel 

  Andrea y Miguel Ángel fueron los encargados de subir a la cubierta de La Sirena.

Andrea y Miguel Ángel 

  Andrea liberando uno de los pollos.


  Más tarde continuaron sus labores y otros seis pollos fueron anillados.



  Andrea grabó también un vídeo con su padre anillando un pollo, que podéis ver en el siguiente enlace Anillando gaviotas patiamarillas

  La jornada terminó satisfactoriamente, con 8 nuevos pollos anillados en dos lugares nuevos, fuera del casco urbano.

  Y ya no me enrollo más, apago la tablet y continúo mis pequeñas vacaciones, ¡Me espera la piscina!



4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Vacaciones ¡cortas! Solo tres dias, es dificil compaginar mi trabajo con el de mi mujer...

    ResponderEliminar